29/11/10

Actores que me acompañan, Jose Luis Coll

!Oye José Luís¡ ¿porqué no publicas tus memorias?

- No puedo Manu, si lo hiciera sólo podría escribir la mitad.
¿y porque?
- Porque me volvería a ser daño a mi mismo.
Esta fue una de las tantas conversaciones que he tenido con José Luis Coll, compañero de reparto de una de las funciones que he llevado a cabo.

Las charlas fueron variadas y constantes, ya estaba casi en el umbral de su muerte.

Jóse, hoy estoy cansado, esta profesión cada día se me hace más áspera y difícil, cuesta mucho.
- Y tanto Manu, y tanto, pero sólo llega quién perdura y vale, y tú Manu, vales mucho, y tampoco se trata de llegar, se trata de estar y de conseguir todo aquello que te propongas, porque al fin y al cabo, uno es en el fondo lo que sueña, y lo de llagar ¿ a donde ? ¿a que lugar?, solo hay un sitio Manu, sólo hay un lugar.
- ¿Y que lugar es ese?.
- A la satisfacción personal, al regocijo de haber hecho algo que ha estado bien.
El verdadero, y he dicho verdadero alimento del artista, no son las vanidades o el aplauso del público, es la creación en si misma es poder estar interpretando o dirigiendo algún personaje que te lleve por caminos insondables y que la pasión, la emoción, el movimiento, la voz.. ete, te transporten al sueño del autor, a las marismas del arte, el pintor utiliza pinceles y lienzos, el músico sus instrumentos y tu Manu, recuerda esto, tu te utilizas a ti mismo, porque tu eres tu instrumento, tu eres el hacedor de la trama
Y mientras tú, no te bajes de este caballo todo va bien.

Manu, me ayudas a subir las maletas al hotel,
Por supuesto Jóse luís, Por supuesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario