15/9/17

14/9/17

Cinthia Camargo, una fotógrafa diferente, por manu medina

Un día paseando por la nubes de imágenes, efectos de luz, de definiciones de cuadros, de difuminados de focos y objetivos distorsionados, me encontré con pelos ondulados y con cara de curiosidad, mejilla blanquecina buscaba, miraba, escrudiñaba y percibía que aquella foto debía ser tomada, captar la luz, atrapar un movimiento en un segundo, una expresión y discurso sin voz, solo por la captura del momento.

         Esa es una y no muy vieja amiga del otro lado del las aguas, en una comarca llena de oficio, maña y mucho talento, que aún hoy día todavía queda mucho por descubrir.

         La curiosidad y la independencia pasea por sus raíces, -Manu tengo muchas ganas de vivir sola, de hacer mi vida, de realizar mis sueños, y he encontrado un departamento muy pequeño, pero ¿sabes? lo justo para mi niño y para mi- y lo conseguirás mi querida Cinthia, lo conseguirás, tu temple, tu serenidad, tu mirada tranquila te harán compañía en un mundo, tal vez un tanto hostil, pero seguro, seguro, seguro, que llegaras a los más profundo de tus deseos, el trabajo será tu mejor compañero, tu hijo tu mejor aliado, y tu familia, tu querida, familia será tu mejor hogar.

Viven Cinthia, Vive, tu fotos son un camino y tu mirada una guía.

Cinthia Camargo
Nacida en Buenos Aires, Argentina. A los 15 años comienza a formarse en danza-teatro y es parte del Laboratorio 
Coreográfico Recre-Arte, siendo asistente de Dirección de distintas obras, también operando como sonidista e iluminación,
hasta el año 2003. Colabora como asistente de dirección en otras compañías.

En el 2006 inicia su trayectoria en la Fotografía, tomando cursos en Motivarte, Ada Sacchi, y otros; y experimentación 
personal. Tomando fotografías para distintos Espectáculos y Compañías de Buenos Aires. Retratos, registros de seminarios 
y talleres de diversos lenguajes escénicos.

Actualmente de la obra “Terror y Miserias de Ayer y Hoy” de la Compañía Interpelados por Brecht, y dos obras más en 
procesos “A todas las bestias con nombre” y “Diez noches en el cuadrado”;  algunas de sus fotografías son parte del 
Espectáculo “El Sueñero” Teatro en Miniatura, que recorrió Argentina y Latinoamérica.

Cinthia Camargo


10/9/17

¿Que es el Teatro Brut?, por manu medina


            El teatro Brut es el acto de acompañar al actor con ¿discapacidad? o no, en su busca de la su expresión, dándole plena libertad de ser, y ofreciéndole medios para que se exprese lo mas ampliamente posible.
            Es una técnica donde la meta es desarrollar y despertar todas las actitudes creativas que llevaran al interprete a vivir plena y auténticamente en el proceso de trabajo del actor sobre si mismo y sobre su papel.
             En el Teatro Brut partimos siempre de uno mismo, desarrollando la labor creativa sin contacto alguno con procedimientos artísticos establecidas, respondiendo a una fuerte motivación intrínseca y haciendo uso frecuentemente de materiales y técnicas inéditos. Una gran parte del arte marginal refleja estados mentales extremos, idiosincrasias particulares o elaborados mundos de fantasía.
El término Art Brut fue acuñado por el crítico de arte Roger Cardinal en 1972 y concebido por el artista francés Jean Dubuffet para describir el arte creado fuera de los límites de la cultura oficial, pues bien en nuestro caso el teatro BRUT, son procedimientos, para atrapar la inspiración artística y convertirla en metodología para arte teatral, tanto para personas con o sin ¿discapacidad?, y estas son los grandes puntos donde sostengo mi estudio y mi práctica:
 La técnica no condiciona, subordina, marca o determina  la capacidad creativa; el carácter de genuinidad que se imprime tanto en el proceso creativo como en el resultado de la obra; baja conciencia del hecho creador, es decir aparente incoherencia en la línea creativa; que la improvisación está aparentemente fuera de toda lógica; que los tópicos se juegan como elemento de juego y no como creencia; el aquí y ahora como partida y destino en el trabajo; que el personaje se adapta al actor; que el grupo de trabajo sea elemento un esencial en la tarea, es decir, el yo sin el otro y sin el grupo, no existe; y por último la diversidad fuente de creación.
Es decir el teatro Brut son unos procedimientos, una metodología para trabajar el teatro en personas que tengan procesos lentos o significativos en la adquisición intelectual del actor y en este caso con ¿discapacidad? intelectual, entre otros, y donde comporta los siguiente aspectos tanto técnicos como de soporte teórico.

DECÁLOGO ABIERTO SOBRE EL TEATRO BRUT.
                                                                     
1.         La técnica no condiciona
La técnica no condiciona, subordina, marca o determina  la capacidad creativa.

2.         Genuino
La creación de la obra del comediante se filtra entre las acciones, envolviéndola en un resultado genuino y dándole, de este modo, un carácter único e irrepetible.  Así, sus creaciones son el reflejo de su mundo interior que rechaza de manera instintiva los planteamientos tradicionales del arte (coherencia, organización, homogeneidad, …).

3.         Baja conciencia del hecho creador
Conciencia escasa de lo que se debe o no hacer, viéndose a sí mismos como personas marginales por cualquier motivo o razón. Cercano a lo inconsciente y donde la falta de prejuicios puede ser uno de los ingredientes.


4.        Aparente incoherencia
Incoherencia aparente en la línea de creativa.

5.        La improvisación fuera de toda lógica y con un grado diferente de libertad
Debido a la merma de la conciencia y a las normas sociales que se tiene conseguimos un resultado de escaso comedimiento, espontáneo, grotesco, irreflexivo y aparentemente tosco.

6.        Los tópicos como elemento de juego
Los tópicos se utilizan como elementos de juego y no como creencias.

7.         El aquí y ahora
El aquí y ahora como elemento de partida y destino en el trabajo.  Chequeamos y partimos de nuestro estado, emoción y circunstancias. Utilizamos aquello que de manera genuina nos sea lo más evidente.  La búsqueda del personaje no surge del mundo conceptual ni de planteamientos o parámetros previamente pensados, surge del estado sensitivo, perceptivo y emocional del individuo.  Tampoco surge de la evocación de hechos ya vividos por el actor ya que con el teatro Brut no reproducimos nuestra vida privada, partimos de las emociones misma instaladas en cada uno de nosotros. Cada emoción, sensación, sentimiento, etc. tiene un lugar, una referencia en nuestra personalidad.

8.          El personaje se adapta al actor
En el proceso de creación y resultado del mismo, acercamos el personaje a las circunstancias, características, emociones, etc. del actor.

9.          El Grupo como elemento esencial de trabajo
En el teatro Brut las relaciones de trabajo siempre cumplen los requisitos de conjunto, es decir, el yo sin el otro y sin el grupo, no existe

10.       La diversidad fuente de creación
Las diferencias humanas (físicas, sicológicas, sociales, …) son indispensables en nuestra forma de afrontar un trabajo artístico.

Aspectos  Metodológicos

Teatro Brut.

Decálogo sobre el teatro Brut.

El Teatro se adapta al actor

La acción mimada.

El mundo  imaginario.

La imitación como elemento de aprendizaje.

La improvisación

Dirección directiva, dirección facilitadora.

Apoyo visual corporal.

Refuerzo positivo.

Separar y encuadrar.

Empoderamiento y determinación.

La estructura dramática.

A tener en cuenta

Algunos aspectos sobre la ¿discapacidad? intelectual.

La inserción socio laboral.

La plasticidad cerebral.

Las inteligencias múltiples.

Las neuronas espejo.

Pensamientos automáticos.

Que se necesita para ser un buen actor.

1/9/17

El Teatro Brut se pasea por Buenos Aires

Me es muy difícil resumir en pocas palabras la experiencia vivida en Buenos Aires, el paisaje humano y su fuerza me han dejado caos, la intensidad se me instala en todos mis sentidos, un viaje casi iniciático, donde me encuentro con un país lleno de preguntas, el arte acampa a sus anchas, y los virtuosos de la inspiración aparecen por doquier, violinistas, actores, actrices, pintores, payasos, circo y mas circo, son el sazonamiento de una ciudad caótica y desmesurada, 15 millones de habitantes, 15 millones y más de preguntas, interrogantes, curiosidades, aclaraciones.
Aquí me he encontrado un sin fin de personas que se hacen preguntas sobre si mismos, sobre el porqué y para qué de nuestros comportamientos, aquí encontré que el arte no es una casualidad o simplemente una moda, supe ver que la creación tiene hacedores múltiples y concretos, que el cuestionamiento y la duda es parte de los procesos artísticos, he visto con mis propios ojos como una vendedora de seguros me decía que ella vende un futuro cierto, una esperanza, donde un chavo de 20 años y mirándome a los ojos, es capaz de averiguar cual es mi destino, o una niña que recordaba que los excesos no casan bien con la templanza, o una mujer imparable que es capaz de parar para ver cuales son las necesidades reales de su entorno y con mucho esfuerzo cambiar todo lo que le rodea, o a un grupo de personas incapacitadas, inhabilitadas, imposibilitados para la guerra y no para la paz, estos y no otros son modificadores inmediatos de una sociedad con prisas y codazos.


Quiero volver, regresar, repatriarme y para luego mostrar a mi 1º mundo que el arte es de todos y que todos y cada uno de nosotros podemos ser motivo de cambio, motivo de esperanza.