6/7/10

Festival de Titeres de Cadiz

Cádiz a 7 de junio del año del calor,
En estos días y por casualidad me encuentro en Cádiz con el festival de Títeres de Cadiz, y afanosamente los actores construyen el decorado a vistas de todo el público, el más fuerte coge las cajas de sonido y las coloca a cada lado del escenario, y ella la actriz extiende una gran tela por la estructura, parece que lo llevan haciendo siglos, ya que se denota rapidez y eficacia en sus acciones, y el público mientras tanto espera.

...y yo me convoco a una reflexión:
¿Se conoce de verdad esta profesión del teatro?
¿Conocemos como viven toda esta gente que purulan por el país?
¿Porque no se les llama artistas también a todos estos?
¿Porque está tan denostada la verdadera profesión del interprete?
¿Porque sólo se les llama actores a los que salen en la TV?

Hoy acabo de ver en TV. a uno de los mayores productores de Teatro de este País de la cual yo tuve la desgracia de trabajar junto a el, le vi en uno de estos programas que hablan del corazón diciendo que su hija no se merecía lo que le estaba pasando, que la cárcel era para ladrones y no para los suyos, que los suyos eran muy buena gente, !hombre que nos conocemos¡

...y yo me vuelvo a convocar a la reflexión:
¿Porque sale esta gente en la TV haciéndose gala de artista cuando lo que son, no tiene nada que ver con tal cometido?
Se quedó corto Valle Inclán escribiendo sobre el esperpento, si viviera en esta época no tendría mas que sacar el micrófono y trasladar todo lo que dicen dichos personajes al papel.

Mi querido Valle, desde estas páginas te invito a que vivas de nuevo.

1 comentario:

  1. Querido Manu,
    Soy actor titerero desde hace 34 años.
    Tus reflexiones son propias y fundadas.
    Y me temo que en este país no tengan solución tus preguntas, aunque personalmente creo que (en lo que al teatro de títeres y otras formas afines se refiere) hay un tanto de ignorancia (por parte del "mundo cultural dominante") y otro tanto de clasismo (por parte del "establishment teatral").
    En ambos casos, eso lleva implícito el menosprecio hacia nuestro trabajo.
    Como sucede en toda disciplina, hay quien vale la pena y quien no. Pero en esta suele suceder que grano y paja, va todo al mismo saco. No vale la pena seleccionar. Somos un subgénero sin interés aparente.
    Muy probablemente este Arte Dramático fuera anterior al de los actores "de carne y hueso" y en muchas culturas se valora y se cultiva cómo una de las expresiones más elevadas del Arte.

    ResponderEliminar