13/5/14

Asociación para el Desarrollo de la Pedagogía Curativa y Socio terapia Rudolf Steiner.

El otro día vinieron unos chicos del IES Jaime Ferrán Al Centro Ocupacional Taller Rafael 
( Asociación para el Desarrollo de la Pedagogía Curativa y Socio terapia Rudolf Steiner,) y lo primero que comentaron fue, "he estado cuatro horas y no he visto a ningún usuario que no sonriera en algún momento, este es un sitio donde se respira que la gente es feliz, y eso me gusta y mucho"
Pues bien yo he estado 740 horas es decir desde Octubre de 2013 hasta Mayo de 2014 en unas prácticas de Integración Social, y he de decir que el aprendizaje es constante.

En este centro a pesar de ser un centro Ocupacional para personas con discapacidad intelectual de lo primero que me doy cuenta es que todos tienen sus nombres y sus características propias y no como discapacitados sino como seres humanos con sus errores y aciertos, hombres y mujeres independientes y libres, tanto como cada uno quiera o pueda serlo.

He aprendido a mirar, a darme cuenta, a tener paciencia, a saber que las cosas hay que hacerlas paso a paso y respetando los límites de cada uno, a aceptar que hay cosas que no se cambian si uno no quiere, he aprendido a acompañar, a no vivir por el otro, a respetar otras ideas por muy alejadas que estén de mi, a ver más allá de un acierto o de un error, y etc, etc.
Pero también debo decir que todo lo anterior y en menos de un minuto y por la caída de una taza de café, todo se derrumba y se me olvida y tengo que aprenderlo de nuevo, y recordar todo otra vez, porque lo de antes ya no me sirve, no me vale  y así una y otra vez.


Sólo puedo decir gracias, gracias por este viaje en un vuelo sin cinturón de seguridad. Gracias por llevarme tan lejos, Gracias por darme la vuelta al mundo en 740 horas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario