29/10/10

¡Hoguera de vanidades!

No hay nada más ridículo que el auto engaño, yo vengo del teatro comercial, con directores muy conocidos en el panorama artístico teatral, y estos son desde siempre unos grandes dictadores de la escena, si he dicho bien, unas grandes divas del teatro, y lo más curioso de todo es que aunque yo no lo crea, les imito... si les imito "he dicho bien".
Según estos parámetros estos directores son los que marcan, mutilan, o hacen crecer a un actor dentro del roll que les ha tocado vivir, y en este caso ser interpretes, lo peor de este tipo de directores es que se hacen/hacemos creer que somos los grandes responsables del espectáculo y claro esta, esto es para lo bueno y para lo malo, para lo bueno ya se sabe, (los aplausos, el auto bombo etc.) pero y ¿para lo malo?, es decir cuando un espectáculo por ejemplo está demasiado encorchetado, poco jugado, cuando la única voz que se ha oído es la tuya, cuando ves que eso no avanza, que hacen/mos dichos directores, nuestra única opción es pegarle una gran patada a un montón de trozos de madera y gritar ! lo dejo!, pero en el fondo lo que se está diciendo es, estoy harto de creer ( y no se es cierto) de que como director eres el único responsable de este embrollo y gritas otra vez ! si lo dejo ! y en tu foro más interno quien está hablando es la angustia de liberarse, de no sufrir tanto el peso de creer, que tu eres el único que está jugando esta partida, creer que tu eres el único responsable, creerte que si fracasas, será tu fracaso, y no será un fracaso compartido, y tienes tantas desconfianzas artísticas hacia los demás que empiezas a asumir cada movimiento de tu partener, cada palabra, cada gesto, cada giro, cada coma, cada punto, al final todos tus actores, se convierten en tus títeres, en una prolongación de tus brazos, de tus manos, de tu boca, de tu voz, y las vanidades al fin tienen vida propia, y te apagan, y te oscurecen, y te emborrachan, hasta que un día ya nadie te hace caso, porque al final lo que ven en ti ya no es una persona viva, sino todo lo contrario te habrás convertido en una gran estatua de piedra, posiblemente algo imponente, pero frío y muerto a la vez.

Tal vez, tu pensaras que a ti esto nunca te irá a pasar, y te repites hasta la saciedad que nunca te pasará, y te lo justificarás, o te dirás a ti mismo/a "YO EL TEMA DE LAS VANIDADES, YA LO SUPERÉ", o te dirás eso de "EL EGO, ESO, ESO NO VA CON MIGO"pero que curioso, YO PENSABA LO MISMO, y entre tu y yo seguro que por muy listo/a, que seas... 

te recuerdo que estamos hechos de la misma materia. 

1 comentario:

  1. Hi manu, nice blog & good post. overall You have beautifully maintained it, you must submit your site for free in this website which really helps to increase your traffic. hope u have a wonderful day & awaiting for more new post. Keep Blogging!

    ResponderEliminar