9/6/10

La luz; Sensibilidad, Creatividad y Conocimientos Técnicos

La luz. Sensibilidad, Creatividad y Conocimientos Técnicos.


La luz no tiene visibilidad por sí misma. Esto es algo que muy poca gente recuerda, quizás por tratarse de una abstracción que sólo se convierte en
realidad cuando  “algo ” se hace visible..Y ese algo no es la luz sino aquello
que la refleja. La luz cuenta cómo es la apariencia de las cosas, qué se muestra y qué se oculta.
  
En el teatro la luz se constituye en un lenguaje visual estrechamente ligado a la acción dramática, como el vestuario y la escenografía. Pero ninguno de ellos es imprescindible, ya que la acción dramática tiene como único participante al actor y al espectador. Sin embargo la luz permite su visualización de una determinada manera apoyando, intensificando o complementando sus intenciones, sus emociones. Además la luz –con su lenguaje propio – interviene en un espacio y nos emociona o nos cuenta una historia. Puede constituirse en “acción dramática ” sin la presencia de actores. Así como en un amanecer o un atardecer el sol es el protagonista de la acción, lo veamos o no, la luz puede ser “el actor ”.Su acción transforma todo lo que vemos.  

En cuanto al espacio dramático, la luz define una mística particular que se va modificando a través de variables de color, de intensidad, de posición, de movimiento y para ellos es importante conocer las cuestiones perceptivas y simbólicas referentes a la luz, tanto como sus aspectos técnicos.  
Para organizar los diferentes temas acerca de la luz he tomado como base las verdaderas necesidades del espectáculo y del estilo teatral a realizar.
  
Hay tres aspectos fundamentales que deben convivir en el diseño de luces; sensibilidad, creatividad y conocimiento técnico. Sensibilidad para captar la esencia dramática, creatividad y conocimientos técnicos para expresarla desde el lenguaje lumínico. 

Pero más allá de estas consideraciones, y de los sofisticados adelantos técnicos con los que hoy contamos, la luz sigue conservando su magia y su misterio.

1 comentario:

  1. Tienes razon Manu, sin la magia de la luz tampoco se puede hacer una pintura , yo necesito la luz para mostrar el volumen , la prespectiva, el color, la calidez ...... sin luces y sombras no hay dimension en un cuadro , tampoco en la vida!me gustan mucho tus comentarios. un abrazo.

    Es muy dificil hacer comentarios en tu blog las letras de verificacion estan cortadas y no sabes como ampliar la ventana . bueno voy a intentarlo otra vez¿¿¿¿¿¿¿¿

    ResponderEliminar